domingo, 22 de mayo de 2011

Transporte público

Bueno creo que ya ha llegado la hora de hablar sobre el transporte público de Zagreb.

La ventaja de Zagreb es que al ser una ciudad pequeña resulta cómodo desplazarse por ella caminando o en bici, aunque esto último, como ya dije, puede implicar ciertos peligros. Sin embargo, el frío, la nieve, la lluvia o la simple pereza hacen que cojamos el transporte público con mucha frecuencia.

El tranvía (tramvaj) es el método de transporte por excelencia en Zagreb. Hay 15 líneas diurnas, pero realmente la numeración llega hasta el 17 porque no existe la número 10 ni la 16. El servicio empieza en torno a las 4:00 de la mañana, hasta las 23.50 aproximadamente. A partir de esa hora entran en funcionamiento las líneas nocturnas, que son cuatro: 31, 32, 33 y 34, aunque algunas se realizan en autobús.



Para subir al tranvía basta hacerlo por cualquier puerta y los croatas no suelen respetar aquello de "dejar salir antes de entrar".

El precio del tranvía es de 8 kunas (1,07 euros) si compras el billete en cualquier kiosco o 10 kunas (1,35 euros) si lo pagas con el móvil, mandando un mensaje con las iniciales ZG al 8585. El precio al pagarlo a través del móvil es el doble, o sea 20 kunas (casi 3 euros), entre las 00.00 y las 4.00 horas, aunque de madrugada nunca hay revisores. No se pueden comprar billetes al conductor y los niños menores de 6 años viajan gratis.

Los billetes tienen una validez de 90 minutos. Si pagas con el móvil recibes un mensaje de confirmación y luego un aviso cuando se ha caducado. Para validar el billete existen una máquinas amarillas donde pasar las tarjetas prepago, si llevas billete de papel puedes validarlo únicamente en las máquinas situadas en el primer y último vagón.

Los croatas también disponen de diferentes billetes mensuales o para estudiantes y también tarjetas de recarga para pagar el transporte, aunque yo no uso nada de eso y la información de la web está toda en croata, así que siempre es mejor informarse en las oficinas de ZET, situadas en Ozaljska 105.

Si quieres arriesgarte a viajar sin billete puede ser que no ocurra nada, lo más frecuente, o que te pille el revisor y te ponga una multa de 210 kunas (28 euros) en efectivo. Es frecuente que no veas a la gente "picar" su billete y esto es porque suelen llevar bonos mensuales; otros van con el móvil en la mano para pagar si ven subirse al revisor. Yo desde que llevo aquí no me he encontrado todavía con ninguno, aunque hay gente que sí e incluso que ha sido multada.

La información en las paradas o dentro del tranvía también está en croata, así que si se tienen dudas lo mejor es preguntar a alguien que pase por ahí.



Los tranvías son, por lo general, trenes modernos, aunque todavía quedan algunos antiguos con cristales fabricados en la antigua Checoslovaquia. De todos modos, ni los viejos ni los nuevos están preparados para el acceso de personas con sillas de ruedas. Los nuevos son de piso bajo continuo, pero los antiguos tienen unos escalones bastante empinados.

Tranvías con calefacción debajo del asiento

Aparte de los tranvías, el transporte público de Zagreb se completa con las líneas de autobuses y con el funicular.

Los autobuses utilizan el mismo sistema de billetes que los tranvías y tienen el mismo precio. Yo sólo he cogido el autobús una vez cuando fui al cementerio de Mirogoj.

Las 132 líneas diurnas conectan sobre todo Zagreb con las localidades periféricas o con la montaña de Medvedgrad. Los autobuses son todos bastante nuevos y con piso bajo y algunos funcionan con biodiésel y gas.

Por último, el funicular de Zagreb...es de juguete. Conecta la calle Ilica con parte alta de la ciudad y no es que eso sea una gran altura. De hecho, hace uno de los trayectos más cortos del mundo, en concreto de 66 metros, aunque no el más corto como dice ZET en su web. Funciona de 6.30 a 21.00 horas todos los días y su precio es de 4 kunas (0,53 euros).


1 comentario:

  1. Ya existen sistemas de transporte público masivo más eficientes, económicos, limpios y rentables que no hay que subsidiarlos, y no hay que desbaratar una ciudad para instalarlos, se llaman Ecolvías (Vías Ecológicas).

    Solucionamos en poco tiempo y con bajo presupuesto los problemas de transporte público en una ciudad.

    JP&CA Consultor: martinjaramilloperez@gmail.com *Cel 314 873 17 95 Colombia

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!

Vivir en Zagreb
Vivir en Taipei
Vivir en Hyderabad

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...